Saltear al contenido principal
¿Quieres Aumentar Las Ventas De Tu Sitio Web? Elige El Color Más Adecuado

¿Quieres aumentar las ventas de tu sitio web? Elige el color más adecuado

Sin duda, el color juega un papel fundamental en cualquier campaña de marketing. Los diferentes colores, gamas y tonalidades propician y despiertan emociones y sensaciones específicas en el segmento de clientes, ayudando a generar imagen de marca, lograr el engagement del público y motivarlo a la compra. Tanto si estás pensando qué colores son los más apropiados para construir tu imagen corporativa, como si deseas aumentar las ventas mediante una potente estrategia visual, debes tener en cuenta cuáles son los más efectivos para llevarlo a cabo.
Si quieres aumentar las ventas de tu sitio web, te recomendamos conocer el simbolismo de los colores más utilizados para que elijas el que mejor se adapta a tus objetivos:

  • El rojo. Por excelencia, se trata del color de la energía, el que mejor y más rápido capta y sostiene la atención del público. Esto lo convierte en el más popular para la comercialización, así como para anunciar rebajas, ofertas, promociones y descuentos. Cabe destacar que conviene no saturar en exceso la web con él; solo elementos concretos para no cansar la vista. Al simbolizar aspectos muy distintos como el amor, la violencia o la prohibición, tiene una gran intensidad emocional, siendo usado para el anuncio de productos y experiencias que requieren energía: deportes, vehículos o juegos.

 

  • El azul. Elegirlo implica ser visto como alguien digno de confianza, fresco e inspirador. Si lo combinas con colores complementarios podrás obtener mejores resultados. Posee un efecto tranquilizador para la mente, por lo que habitualmente se usa para vender productos relativos a cualquier tipo de limpieza, así como para productos de alta precisión y tecnológicos.

 

  • El rosa. Es un color de la infancia, dulce, divertido y que inspira al consumidor cuidado, ternura y complicidad.

 

  • El amarillo. Junto al rojo, forma parte de las tonalidades con más potencial para captar la vista de su público, transmitiendo fuerza, seguridad y emociones fuertes. Su uso excesivo puede resultar peligroso y pesado. Se trata de una tonalidad que estimula la actividad cerebral y aparece asociado a alimentación, al turismo y al ocio.

 

  • El verde. Se caracteriza por su versatilidad, siendo cálido, acogedor y despertando sensaciones agradables y relajantes en los consumidores. Simboliza tradicionalmente la esperanza y se asocia con la naturaleza, la salud, la riqueza y el medioambiente. En contraposición al rojo, este se relaciona con la seguridad, el poder de curación y el equilibrio espiritual. Normalmente, lo encontramos en productos médicos, marcas asociadas al aire libre y por asociación al dinero, en productos financieros y de banca.

 

  • El púrpura. Suele utilizarse en sectores más concretos. Por ejemplo, a la hora de comercializar productos lujosos de sectores como la perfumería, la moda, el calzado, la decoración o el turismo más exclusivo.

 

  • El naranja. Suele asociarse al entusiasmo, la felicidad, la atracción, la creatividad, la determinación, el éxito, el ánimo y el estímulo. Menos agresivo que el rojo, despierta en el usuario una sensación de calor, tiene una elevada visibilidad y un efecto vigorizante. Es divertido y fresco, ideal para productos de vanguardia y emocionalmente cercanos al consumidor.

 

  • El negro. También destaca por su versatilidad, ya que puede ser moderno o tradicional, excitante o relajante. Se utiliza como un color de contraste, añadiendo seriedad y profesionalidad. Su significado es dual, ya que por una parte se asocia al miedo, a la muerte y a lo insondable, pero también al prestigio, la nobleza, la seriedad y la autoridad. De forma aislada se emplea para sugerir profesionalidad, lujo o sobriedad.
Volver arriba